jueves, 21 de mayo de 2009

ADOLESCENTES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS


RESUMEN:
En el siguiente artículo se proponen aquellos puntos
de análisis sobre las consecuencias futuras de la
socialización en la sociedad de la información y en el
uso de las Nuevas Tecnologías de la Información y la
Comunicación. Los llamados “nativos digitales”
crecen en un momento de desestructuración de las
normas y estructuras vigentes en la anterior
sociedad industrial y se convierten en los principales
protagonistas de la producción y consumo de nuevos productos simbólicos de la creciente industria
cultural en la era digital. Los adolescentes de hoy se transforman en actores fundamentales de las
nuevas redes sociales globales haciendo un uso local de las mismas. Nos encontramos ante una crisis
de los antiguos poderes establecidos, una redefinición de los espacios públicos y simbólicos, así como con nuevas formas de exclusión y desigualdad como consecuencias sociales del ciberespacio y la era
comunicacional.

PALABRAS CLAVE: Nuevas tecnologías, nativos digitales, infancia, adolescencia, socialización, redes
sociales, brecha digital, teoría sociológica, comunicación
.

Revista Científica de la Fundación Iberoamericana para la Excelencia Educativa HEKADEMUS - VOLUMEN 02 NÚMERO 04 ABRIL 2009 PAGINA 10

lunes, 18 de mayo de 2009

RESPETO

Desde la Dirección General de Instituciones Penitenciarias se pretende que poco a poco todas las prisiones cuenten con un “módulo de respeto”, pensados para mejorar la reinserción del preso mediante el fomento de las relaciones interpersonales y el trabajo en equipo. Los vecinos del módulo 9 llevan cerca de un año y medio como uno de los proyectos pilotos en España y en dos semanas el nuestro comenzará a funcionar de igual manera.

De forma resumida el módulo supone la aceptación de una serie de normas y responsabilidades basados en el respeto y la convivencia, además de comenzar a organizarse por grupos y comisiones resolviendo los problemas y conflicto mediante asambleas.

La semana pasada firmaron los contratos de ingreso y eligieron una lista de posibles candidatos a jefes de grupo, de asamblea y demás cargos que se asignarán para la organización del módulo. De esta lista de candidatos, el equipo directivo y de tratamiento eligen a su juicio, a los responsables de la organización del módulo.

Si en el momento de la votación (reunión en el comedor y contando las manos levantadas, pijadas las mínimas) no pudiste estar presente ya sea por estar realizando algún trabajo remunerado, en el bis a bis, en la enfermería o en tu día de permiso… por regla general básicamente te jodes y callas, que nunca se te olvide donde vives.

La idea es el poder pintar un poco por encima con un chorreoncillo de democracia, una cárcel del siglo XXI basada en sus valores supre-progres liberales y en la defensa de los derechos humanos por encima de todo; intentando disimular al máximo posible la función represora y de poder que significan lo que han significado siempre las instituciones penitenciarias.

Mientras se discute en una reunión sobre el nuevo funcionamiento del módulo bajo el lema del “RESPETO”, la discusión fue desviada continuamente por un número de presos a los que se les había desaparecido los cubos de higiene personal de su celda tras haber mantenido alguna disputa con alguno de los funcionarios. Respeto…

Ante las objeciones que han podido recibir la dirección del centro por este dudoso funcionamiento democrático y respetuoso (por parte de los presos, los únicos afectados y enterados), la respuesta es sencilla: la prisión no deja de ser una institución vertical jerárquica que mediante la legitimidad que le fue otorgada por el pacto social, tiene todo el derecho a ejercer sobre ti todo el poder del estado; que traducido al lenguaje de los funcionarios de vigilancia es “no me toques los cojones que te pongo una sanción”, ante cualquier queja o reclamación de sus derechos fundamentales.

En lugar de buscar soluciones complejas que nos permitan adaptar un adecuado código penal con los valores y estructuras vigentes, nos limitamos a tapar un poco la mierda para que no se note mucho, a meterla debajo de la alfombra para eliminarla cuando estorbe.

No hace falta irse a Guantánamo para observar como se violan estos derechos humanos que tanto llena la boca a los responsables políticos y a los medios de comunicación ignorando la realidad más cercana, por la que debería empezarse a aplicarse el mismo cuento de tolerancia, respeto y humanidad.